martes, 19 de junio de 2018

Lugares del horror: el primer campo de concentración. Prof. Cecilia Rodríguez


 

 Cuando hablamos de campos de concentración nos viene a la mente las terribles imágenes de la Segunda Guerra Mundial pero la historia del horror se remonta a un tiempo más lejano y en otros tierras.
Los primeros campos se desarrollaron en África, en la actual Sudáfrica, cuando los británicos encerraron en campos alambrados a los bóeres. ¿Cómo se produce y por qué? La respuesta está relacionada con la ambición y la codicia entorno a recursos de oro y diamantes, una lucha entre dos invasores en donde la población nativa queda presa por más de 100 años entre los descendientes de holandeses, que manejan el poder político y los británicos que monopolizan las actividades económicas. Mientras esos dos bandos pelean en tierras ajenas, los pueblos nativos serán explotados y silenciados hasta 1980.
Las guerras denominadas bóeres, se dan en un marco histórico más amplio, el denominado Imperialismo, fenómeno que ocurre entre fines del siglo XIX y principios del siglo XX, en donde las potencias europeas, con mayor desarrollo económico, ocupan forzosamente y se reparten tierras en otros continentes, el negocio resultaba redondo, se extraía de forma gratuita recursos, materias primas y mano de obra de regiones de África y Asia, viajaban al viejo continente en donde se convertían en manufacturas en las nuevas fábricas y de ahí los productos estaban listos para vender en el mercado mundial, muchas veces volviendo al lugar de partida con un valor mucho más elevado. Y ahí  afirmamos, sí Europa es hoy un continente con tanta riqueza es porque ha sabido desangrar al resto del mundo en distintos momentos de la historia, no olvidemos las antiguas monarquías del siglo XVI en el continente americano, los europeos se encargaron históricamente de obtener lo que querían a cualquier precio del cualquier punto de la tierra, valga la redundancia.
Las llamadas guerras bóeres consisten en dos conflictos, el primero desde el 16 de diciembre de 1880 hasta el 23 de marzo de 1881, el segundo, desde 11 de octubre de 1899 hasta el 31 de mayo de 1902, las cuales finalizaron con el triunfo británico y la integración de las dos repúblicas que los bóeres habían fundado, el estado libre de Orange y la República de Transvaal.
El nombre bóeres significa granjero, emigraron en 1830 a la colonia del cabo, en el primer conflicto los bóeres resistieron mediante emboscadas y asaltos y terminan firmando la tregua. El afán británico de dominación se agranda cuando a fines de siglo se descubre oro y diamantes. Es ahí donde las medidas de expulsión se vuelven más extremas, surgen por primera vez los campos de concentración. En primera instancia serian lugares para los refugiados que habían perdido sus granjas convirtiéndose en prisiones, en ellos se albergaban ancianos, niños y mujeres siendo los varones, en muchos casos, expulsados al extranjero.
Las condiciones de alimentación y sanidad eran inexistentes causando gran números de muertes y enfermedades como el tifus, sarampión y disenteria, se calcula que murieron alrededor de 15000 africanos y 30000 boeres en esos primeros campos.
Esta práctica infrahumana surge entonces en este conflicto de ambición y ocupación, pero tristemente se ira reproduciendo en distintos conflictos a lo largo del siglo XX, alcanzando niveles aterradores en la Segunda guerra mundial.
Lamentablemente la historia nos muestra que la maldad del hombre no tiene tiempo y hoy en el siglo XXI podemos decir que no tiene fin ,cuando observamos consternados los conflictos en medio oriente provocados por la ambición y pisoteo occidental nos damos cuenta que la historia nos enseña pero que los hombres no aprendemos a vivir con los otros .


www.elarcondeclio.com.ar Página de Recursos Educativos para alumnos en el Link Alumnos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

www.elarcondeclio.com.ar